Picos de Europa conocidos y desconocidos. 》Primera parte, los conocidos: de Poncebos al Jou de los Cabrones por Urriellu.

20150811_125305

Vista desde encima de la Canal del Camburero. Las nubes tal cual el mar en una cala costera.

Los Picos de Europa se encuentran en el norte de España. Pertenecen a la parte central de la cordillera Cantábrica, y están repletos de accidentes geográficos de gran interés.

En la actualidad el Parque Nacional de los Picos de Europa constituye el segundo parque nacional más visitado de España, después del Parque Nacional del Teide (Tenerife).

Esta formación caliza se extiende por Cantabria, León y el Principado de Asturias. Destacan sus alturas, en muchos casos por encima de los 2500 metros, y limita con el mar Cantábrico al Norte, a escasos 15 kilómetros.

Los Picos de Europa están divididos en tres macizos: el macizo Occidental o Cornión, el macizo Central o de los Urrieles, y el macizo Oriental o de Ándara.

DSC01579 (2)

Vista desde San Vicente de la Barquera del macizo central, con el pico Urriellu característico.

Las mayores alturas se encuentran en el macizo de los Urrieles, que pasa por ser el más agreste de los tres, pues catorce de sus cimas superan los 2600 m de altitud, con la Torre Cerredo, de 2650m, como techo de estas montañas. Otra cima característica que forma parte de este macizo es el Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu 2510m de gran importancia histórica en el alpinismo español. Fue conquistado por primera vez el 5 de agosto de 1904, por Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa, y su compañero de cordada y guía Gregorio Pérez Demaría “el cainejo”, pastor natural de Caín de Valdeón, ascensión que se considera como el nacimiento del alpinismo en España.

En el macizo Occidental o Cornión, (llamado así por la forma de cuerno que ofrece su silueta al ser avistado desde el oeste), destaca la Peña Santa, que con sus 2596 metros de altitud supera en 110 a la siguiente cima de este macizo, la Torre de Santa María o Torre Santa de Enol. Por estas dos montañas, la Peña Santa y la Torre Santa, este macizo se conoce asimismo como el de las Peñas Santas.

El macizo Oriental, también llamado de Ándara por estar en él el circo del mismo nombre, es el más modesto de los tres, tanto en alturas (su techo, la Morra de Lechugales, alcanza los 2444 m de altitud) como en verticalidades.

20150811_144847Momento selfie! el Refugio Delgado Ubeda, o Urriellu, con la impresionante pared noroeste del Picu, o Naranjo de Bulnes

Aunque el conjunto es relativamente recogido en extensión, los recorridos tienen un perfil con muchos desniveles, debido a una orografia de corte abrupto.

Esas características físicas tan singulares y su posición geográfica prácticamente en el rompiente de las borrascas Atlánticas hace que tengan un clima de cambios particularmente repentinos y violentos, muy a tener en cuenta a la hora de planificar rutas por sus cumbres y altos valles ( Jous). Es decir que puedes salir con una mañana espléndida y súbitamente estar rodeado de niebla o viento o lluvia o nieve o todo a la vez.

La aventura que relato tiene lugar en el macizo central. Una zona paradisíaca con recorridos para disfrutar, desde un tréking básico de profundos paisajes, fauna y flora hasta el más intenso y técnico, con trepadas, crestas y altos collados espectaculares. Y por supuesto, vias de escalada míticas de máximo nivel.  Aquí se puede encontrar posiblemente la parte mas bella y sin duda la más salvaje. Durante su travesía se puede tener la sensación de ver paisajes de los Dolomitas, que tengo aún frescos en la memoria del año pasado.

En verano, que es la época que conozco, se dan fenómenos preciosos como el mar de nubes, en las frecuentes vistas hacia los valles, que nos hace parecer como flotando en una nave de roca.

Es la segunda vez que visito estos lugares y he preparado un recorrido ‘diferente’ para conocer otros rincones menos frecuentados y que da la sensación de ir descubriendo las cimas, los valles y los altos collados, por senderos poco frecuentados y solitarios, que hay que ir casi adivinando, por lo poco evidente de algunas zonas, con deficiente o nulo marcado de senderos. Rutas que sí aparecen en mapas topográficos de montaña de todas las editoriales, y que no tienen indicación alguna como senda pr ni están hitados. Esto provoca una sensación especial de estar en lugares inexplorados y de incertidumbre. Es una lástima no encontrar aquí las sendas mínimamente marcadas donde disfrutar de la montaña y no tener que ir pendiente de mapas y brújulas o gps. Más aún al tratarse de montañas de meteo incierta, y nieblas frecuentes. Hablo de todo el triángulo entre el refugio del Jou de los Cabrones,  el refugio de Collado Jermoso y Cabaña Verónica (inolvidable). La aventura por estos parajes está servida.

El inicio del tréking de cuatro dias es en Poncebos a 250m de altitud. Ahí se coge un funicular subterráneo que atraviesa una montaña, y en diez minutos nos deja en el bello pueblecito de Bulnes a 650m de altura. Atravesando el pueblo justo por medio, se gana altura rápidamente por un sendero muy evidente y bien marcado (este sí) que  recorre y casi trepa el valle, en muy poca distancia se ganan unos 1350 m de altura hasta el refugio de Urriellu prácticamente a 2000 m.   Hacia la parte final del recorrido, es destacable la travesía en diagonal de una tartera que pone la guinda, y se hace laaarga con la vista del pico Urriellu que parece que lo puedes coger con la mano y que está muy cerca, pero no se llega nunca. Hemos superado un recorrido no muy difícil técnicamente, pero sí muy exigente físicamente hasta que llegamos al mismísimo pié de las altísimas paredes del Naranjo de Bulnes o pico Urriellu. Una gigantesca mole de roca con paredes verticales de hasta 550 m . Solo se llega a su cima escalando. Los muros contienen multitud de vias de todos los niveles y es prácticamente seguro, en cualquier época del año pero sobre todo fuera de los frios invernales, ver una o varias cordadas a la vez intentando su cima.

Esperaba ver el mar de nubes espectacular, y no faltó a la cita. Ahí estuvo majestuoso, desde ya antes de la llegada al refugio. Durante la subida atraves de la niebla, sobrepasamos la capa de nubes que provoca este fenómeno fascinante.

La mañana siguiente amaneció soleada cuando las previsiones méteo decian que estaría nublado. El día se mantuvo despejado y disfrutamos de la travesía hacia el refu de Jou de los Cabrones 2000m. El recorrido es muy corto y el desnivel se limita a pasar dos pequeños collados y unos 300 m de desnivel acumulado, total un paseo. Previsto como dia de recuperación, después de la paliza del dia anterior y antes de la larga travesía que nos esperaba el dia siguiente hasta el refu de Collado Jermoso.

Y aquí aparecieron los primeros Rebecos asomando las cabezas emboscados en las rocas. Que gracia verlos así, como espiándonos quietos para ser más difíciles de ver entre las rocas je je je…

También un maravilloso dia de reencuentros con los Picos Areneros que se asoman por encima del paso del collado arenero. Unas familiares formas que reconocí enseguida. Años atrás una de sus cimas me atrajo tanto que no me pude resistir a conquistarla, de las más próximas al cuello. Cima del cohete la bauticé. Por su forma característica y la velocidad de subida y bajada. Unos cien metros en una trepada algo expuesta a media subida, con algun paso de lll+ o poco más si acaso, pero con buenas presas. Aunque se empieza en terreno descompuesto que baja por la canal, al llegar a la roca, es muy bonita de hacer porque atraviesa una pequeña chimenea con un pedrusco enorme incrustado que se pasa por dentro, y acaba fácil hasta una cima redondita.

Siguiendo el sendero se pasa junto a un pozo de nieve que sorprende por su gran tamaño y la cantidad de nieve que aguanta este verano excepcional de calor. El verano más caluroso de todos los tiempos.

La primera vista del refu de Cabrones es desde un pequeño cuello. El lugar donde se encuentra el refugio es un Jou característico y relativamente recogido, casi un hoyo entre montañas. Puede ser un sitio para parecer desaparecido, agradable y protegido relativamente por el entorno amurallado. Destaca la vista del pico de Cabrones y un cresterio delicioso para los aficionados. Al poco rato de llegar y a primera vista da la impresión de no quedar nada por ver o hacer,  pero nada mas lejos de la realidad. Hay pequeños paseos que nos llevan a rincones mágicos, crestas, picos, cuevas visitables, una muy cercana al refugio, fauna, flores que solo se ven en estos lugares o cortos paseos hacia los cuatro cuellos que lo rodean que salen a paisajes muy profundos. En el cuello norte, la vista baja por valles, bosques y prados, y mas allá, por encima de las estribaciones montañosas que llevan a los llanos y las costas del mar Cantábrico.

El cuello Noroeste es el más cercano al refugio y el más salvaje. Aconsejo subir en silencio porque es una zona donde casi con toda seguridad veremos los rebecos paciendo o saltando por las paredes cercanas o asomando la cabeza por encima de las rocas mirándonos asombrados, no sé si más que nosotros a ellos. El paisaje de crestas y rocas hacia el macizo occidental y las estribaciones de Peña Santa es impresionante. A nuestros piés tenemos un barranco donde por debajo en las profundidades está el bello pueblo de Caín y dejando ir la vista podemos deleitarnos con el azul profundo del mar. Unos contrastes difíciles de describir su encanto y no quedarse corto.

Mucha paz y tranquilidad solo interrumpida por algún senderista emocionado y dejado ir por los sonidos de los ecos.

En breve pondré algunas fotos, pero aviso, no espereis ni imaginar el sitio.

La segunda parte que es la más interesante, en próximos dias 😉

Juan A.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s